Creer en Jesucristo conlleva saberse enviado por Él.

sábado, 18 de junio de 2016

Jubileo de los Enfermos

Todos estamos llamados a recibir la indulgencia plenaria en este Año Jubilar de la Misericordia. El Papa Francisco nos dice:Pienso, además, en quienes por diversos motivos se verán imposibilitados de llegar a la Puerta Santa, en primer lugar los enfermos y las personas ancianas y solas, a menudo en condiciones de no poder salir de casa. Para ellos será de gran ayuda vivir la enfermedad y el sufrimiento como experiencia de cercanía al Señor que en el misterio de su pasión, muerte y resurrección indica la vía maestra para dar sentido al dolor y a la soledad. Vivir con fe y gozosa esperanza este momento de prueba, recibiendo la comunión o participando en la santa misa y en la oración comunitaria, también a través de los diversos medios de comunicación, será para ellos el modo de obtener la indulgencia jubilar”. 
Los sacerdotes de la parroquia pasaran por las casas para que las personas ancianas y enfermas puedan ganar el Jubileo. Anotad sus nombres y dirección en la sacristía.


viernes, 10 de junio de 2016

Células Parroquiales de Evangelización


El día 19 de Mayo llegamos a Milán temprano, yo realmente no sabia que era lo que nos iban a mostrar . . . lo que vería . . .
Allí, llegados de 18 naciones del mundo: Alemania, Austria, Australia, Canada, Costa de Marfil, España, Irlanda, Inglaterra, Belgica, India, Filipinas, Pakistan, Ruanda, Marruecos, Polonia.
Nos acogieron maravillosamente y puede decir que llenos del Espíritu Santo nos hablaron del sistema de Células parroquiales de Evangelización
¿Qué son las células se preguntarán ustedes?
Pienso que son la respuesta del Espíritu Santo para mover a la Iglesia de hoy.
La célula la forman un grupo reducido de personas que se reúnen para rezar, alabar y dar gracias a Dios por los dones recibidos y todo compartiendo a Jesús y sirviendo a los que los necesitan. También se profundiza en el conocimiento de Jesús y su palabra. Se pide al Espíritu Santo la fortaleza para ser capaces de difundir la Buena Nueva.
Para con la alegría de ser hijos de Dios vivir como él nos mando: “Amaros los unos a los otros como yo os he amado”
Allí nos dijeron: El primer paso para evangelizar es sonreír. Una sonrisa abre el corazón.
Todos criticamos a la Iglesia, sin darnos cuenta de que la Iglesia somos todos nosotros. Nos quejamos de las Instituciones, de que hacen poco . . Pero ¿qué hacemos nosotros por nuestra comunidad parroquial?
No hay que esperar a que nos den las cosas resueltas, nosotros somos capaces, cada uno con sus talentos y posibilidades de ayudar a los demás. El servicio dentro de la Iglesia es algo que todos tenemos que hacer nuestro y no como una obligación, sino de manera natural, como parte del mandato de Jesús
El fin de la célula es multiplicarse.
En Milán pensé todo lo contrario que pensaba antes de ir: es imposible implantar esto en nuestra parroquia. Ahora pienso: ¡Es posible! ¡Tenemos que hacerlo!
La alegría de aquellas personas, 350 congresistas y 150 parroquianos de San Eustorgio nos contagió.
A nosotros nos queda ahora la labor de evangelización, tenemos con nosotros la fortaleza del Espíritu y la alegría de ser hijos de Dios.
Les invito a hacer este camino. Como la primeras comunidades cristianas tenemos que sembrar para ver crecer la fe.

Charo Peiro

Durante 4 días hemos vivido la experiencia de las células parroquiales de evangelización (CPE) en Milán.
            Asistentes aproximadamente 350 hermanos y hermanas provenientes de 18 países diferentes. Por nombrar algunos: Francia, Canadá, Alemania, España, Ruanda, Islas Reunión (Madagascar). La delegación española se compuso de 4 de la Safor, 10 de La Marina y 2 de Palma de Mallorca.
            El programa fue muy extenso componiéndose diariamente de canticos, comunicaciones, testimonios y celebraciones religiosas que se realizaban en el mismo templo de San Eustorgio.
            El sábado participamos en la Peregrinación Jubilar a la catedral de Milán.
            Personalmente he conocido a personas de una gran fe en Jesucristo, como por ejemplo dos canadienses, una francesa, una de Isla Reunión,  dos de Bélgica, una de Australia,….Y realmente les dije con micrófono en mano que lamentaba no tener la capacidad de conocerles a cada uno de ellos pues me merecían mucho respeto. He podido hablar en francés, en inglés, en italiano y en español por supuesto.
            Una noche visitamos una cpe en Milán: Nos vino a buscar Esa, la líder, con su coche. Celebramos la reunión con ellos en italiano. Estaban Luca, Nicodemo, Mariolina, Antonello, Marina, Pupa. Después de la celebración nos acompañaron a la residencia religiosa de San Francisco donde pernoctábamos.
            Mis conclusiones: Vivencia intensa de la Fe en Cristo con alegría. Todos los días se debe invocar al Espíritu Santo como hacíamos allí. Redescubrimiento del Espíritu Santo que nos envió Jesús. El mensaje de Jesús tiene el futuro asegurado con esa Iglesia

Juan Vidal Catalá