Creer en Jesucristo conlleva saberse enviado por Él.

Bautizos


Recordamos y aprendemos
            Cuando alguien recibe el Bautismo exteriormente es como todos, pero algo hay que le distingue:
– Es hijo de Dios para siempre.
– Es miembro activo de la Iglesia.
– Ha recibido la fe y se ha comprometido a dejarse guiar por la doctrina y el Evangelio de Jesús que nos enseña la Iglesia
– Por el Bautismo se nos concede una nueva vida que da sentido a toda nuestra existencia, no podemos por ello despreciar lo que se nos da.

            Queridos padres, el Bautismo de vuestro/a hijo/a os compromete:
– A enseñarle a vuestro/a hijo/a quién es Dios.
– A invitarle a vivir cómo Jesús nos mandó.
– A iniciarlo en la oración, en el diálogo con Dios.
– A orientarlo hacia la recepción consciente de otros sacramentos.
− A ayudarle a que descubra la Iglesia como una gran familia, donde él tiene un lugar único e insustituible.
– A enseñarle, o pedir que le enseñen, todo lo que es importante para un cristiano.
            Todos estos compromisos son muy importantes. Por ello mismo, se han de aceptar con seriedad. No se puede decir que los aceptamos para luego olvidarlos; no tengáis ningún temor de tomar en serio vuestro compromiso, aunque os resulte difícil: no estáis solos; todos estaremos muy contentos de colaborar con vosotros en la educación cristiana de vuestro/a hijo/a.

            Y vosotros, padrinos:

            Os comprometéis hoy junto con los padres en la hermosa tarea de educar en la fe cristiana a vuestros ahijados. Por eso, la Iglesia os pide que seáis hombres y mujeres de fe, mayores de dieciséis años; solteros, viudos o casados por la Iglesia, y que hayáis recorrido ya los sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación, Eucaristía).
            Es muy importante lo que vais a realizar. Por eso, si no tenéis o no practicáis la fe cristiana, ¿cómo podréis educar a vuestro/a ahijado/a? La comunidad cristiana y Dios espera honradez y compromiso.             Vosotros pedís el Bautismo para vuestro ahijado. Cuando se termine la ceremonia, llevaréis a casa una nueva vida que, como la física, ésta que es espiritual tiene que desarrollarse; ayudadle a crecer en la fe y no permitáis que su vida de fe sea raquítica y deficiente.

La celebración comunitaria del Bautismo tiene lugar en la Parroquia de San Nicolás: el primer domingo de mes no hay bautismos, sino el sábado anterior a las 13 h. Y el segundo, tercer y cuarto domingo a las 13 h.

El primer jueves de mes, después de la misa de la tarde (19'30 h. invierno y 20'30 h. verano) tenemos una reunión para padres y padrinos para preparar la celebración del sacramento del Bautismo.


DOCUMENTOS NECESARIOS:
* SOLICITUD DE BAUTISMO (Recoger en el despacho parroquial)
* ADJUNTAR: PARTIDA DE NACIMIENTO DEL NIÑ@ Y FOTOCOPIA DEL LIBRO DE FAMILIA DE LOS PADRES

DESCARGAR SOLICITUD BAUTISMO